Unión Patriótica de Cuba
Languages

DE LA ASOCIACION JURÍDICA CUBANA A LA SOCIEDAD CIVIL

DE LA ASOCIACION JURÍDICA CUBANA A LA SOCIEDAD CIVIL
2009-06-29.
Distribuido desde Cuba por: Dr. Darsi Ferrer

(www.miscelaneasdecuba.net).- "Lo que unge grande al hombre es el
desamor de sí por el beneficio ajeno…un hombre es el instrumento del
deber: así se es hombre" José Martí

Con profundo estupor y pesadumbre, la Asociación Jurídica Cubana ha
venido siguiendo, desde hace unas semanas, una serie de acusaciones que
conocidas personas de la oposición política nacional han hecho contra
otras también conocidas figuras de la disidencia interna.

Estas acusaciones levantan interrogantes sobre la probidad, lealtad y
decoro de cubanos que hasta hace poco eran referentes a los que muchos
acudieron a por consejo, protección o ayuda.

Este problema se agudiza por el momento en que tiene lugar. Nunca antes
en su historia la nación se había visto en una situación tan
extremadamente peligrosa para su futuro: aquellos valores que
caracterizaron al pueblo cubano se desvanecen a ojos vistas.

El buscar dinero a como de lugar, parece ser el imperativo por
excelencia. El carácter solidario para con nosotros mismos, la palabra
empeñada, el respeto a las mujeres y a nuestros mayores, el acatamiento
de la Ley por la ley misma, la honestidad, la hospitalidad…todo eso
parece haber desaparecido dentro del país, en tanto crecen y proliferan
sus antípodas.

En ese entorno sombrío, cientos de miles (ya millones) de personas han
adoptado una, para ellos, única alternativa: marcharse por cualquier
vía, a cualquier precio, aún a riesgo de la vida.

Acudir a los responsables del desastre no tiene sentido. No poseen la
capacidad real ni la voluntad para subvertir el orden de cosas. De ellos
sólo podemos esperar lo de siempre: su insistencia en descalificar,
vilipendiar y acusar, poniendo así un cordón "sanitario" entre los
disconformes declarados, y el resto de la población para que no se
contaminen los que todavía vacilan o temen. Queda a la sociedad civil
cubana buscar los asideros para salir del profundo pozo en que nos
encontramos todos.

Es pues ineludible para los que quieren o dicen representar a personas,
grupos o a la sociedad civil toda, ser ejemplos reales (no teóricos o
demagógicos) de transparencia, lealtad a los valores tradicionales de la
cultura nacional e intransigencia en la defensa de esos principios.

Hacer otra cosa es contribuir aun más a la pérdida de la fe del pueblo
y, como nos enseñó el más grande de todos los cubanos, "los que no
tienen fe en su tierra son hombres de siete meses" y "¿Para qué es la
fe, sino para enardecer a los que no la tienen?".

De ser ciertas las acusaciones de marras (y ciertas quiere decir en
derecho presentación de pruebas irrebatibles), los responsables
quedarían manchados para siempre con los tristes sellos de la
corrupción, de la traición y de la ignominia.

De la corrupción, porque habrían caído en lo mismos hechos que lo que
dijeron combatir: es sencillamente de demagogos condenar lo que nosotros
mismos somos.

De la traición, porque cuando hay cientos de compatriotas en las
prisiones sufriendo penurias sin cuento, de decenas de miles sin
vivienda y en albergues, de millones con serios problemas de
alimentación etc., lucrar con los pocos recursos de que disponen para la
causa y embolsillárselos miserablemente, sólo puede tener un
calificativo: traición.

De la ignominia, porque a partir de ahora, y por la eternidad, padecerán
de la afrenta pública que su actuar les ha ganado.

Por otra parte, pensar que dada la situación actual es posible estafar
campantemente a la sociedad civil y escamotearle los escasos recursos
para su defensa, ya que nadie pudiera ser acusado legalmente ante las
actuales autoridades por actos semejantes, es un pensar, en el mejor de
los casos, temerario.

Los que así razonan olvidan que no existen situaciones eternas. Dentro
de un año (o de diez), las cosas cambiarán y los que no olvidan (que
siempre existen), pudieran entonces reclamar ante la ley por los hechos
de hoy… y la Ley escucharlos.

DE LA ASOCIACION JURÍDICA CUBANA A LA SOCIEDAD CIVIL – Misceláneas de
Cuba (29 June 2009)
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=21406

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *