Unión Patriótica de Cuba
Languages

Conteo regresivo

Conteo regresivo
José Alberto Álvarez Bravo

LA HABANA, Cuba, julio (www.cubanet.org) – Retroceder en el tiempo sólo
es posible a través de la imaginación, y la literatura, que permitió a
José Arcadio Buendía afirmar que "el tiempo da vueltas en redondo".

Algunos hechos que acontecen en la Cuba de hoy conducen a preguntar si
no habremos retrocedido a la última etapa de la dictadura de Fulgencio
Batista, cuando ya había comenzado el conteo regresivo.

El pasado 9 de julio, en horas del mediodía, efectivos de la Policía
Nacional Revolucionaria se presentaron en la vivienda del opositor
pacífico Darsi Ferrer, con una orden de registro, debido a que el
médico guardaba en su vivienda una pequeña cantidad de materiales de
construcción, sin justificación legal. Al negarse a que los policías
entraran, fue detenido y conducido a unidad conocida como Aguilera, en
la barriada de Lawton.

Según refiere el Dr. Ferrer, después de más de diez horas de detención
se negó a ser puesto en libertad, actitud que provocó que los policías
usaran la fuerza contra él.
Esposado e indefenso, fue golpeado por varios agentes, siendo el más
sobresaliente un sujeto que responde al sobrenombre de Camagüey, quien
estuvo a punto de asfixiar al detenido aplicándole una llave de
estrangulación.

Paralelamente, el opositor pacifico Miguel Amado Reyes, fue detenido en
la vía pública y conducido a la Sección 21 del Departamento de Seguridad
del Estado, donde fue sometido a un largo interrogatorio, fichado y
amenazado de deportación a su provincia de origen, a pesar de residir en
La Habana hace treinta y dos años. También fue golpeado en el pecho por
el oficial Samuel.

El delito de Miguel Amado no eran los dos sacos de cemento que le
decomisaron, sino haber asistido al curso de periodismo impartido por
la Universidad Internacional de Florida en coordinación con la Sección
de Intereses de Estados Unidos en La Habana.

Si a este panorama se agrega la diaria presencia de miles de policías
que patrullan las calles de la capital, surge otra pregunta: ¿Qué
sucedería si a los miembros del sector menos pacífico de la oposición
cubana se les ocurriera "poner bombas", como hacía el Movimiento 26 de
julio en los últimos años de la dictadura de Batista?

A pesar de la renuencia del gobierno a admitir el rotundo fracaso de su
experimento político, todo indica la proximidad del fin del Estado
revolucionario. Uno de los tantos indicadores de esta afirmación sería
la renuencia de los gobernantes a establecer un diálogo con la
oposición, a pesar del abierto cuestionamiento sobre la legitimidad del
régimen.

Conocer de primera mano, y sopesar la situación de Cuba, permite
preguntar si no habrá comenzado ya, para la nomenclatura castrista, su
conteo regresivo.

Cuba: Conteo regresivo (14 July 2009)
http://www.cubanet.org/CNews/y09/julio09/14_C_2.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *