Unión Patriótica de Cuba
Languages

Disidentes cubanos en Europa: “Ser exiliado político es devastador”

Internacional | 07.12.2010
Disidentes cubanos en Europa: "Ser exiliado político es devastador"

"La condición de desterrado, de exiliado político es devastadora, es
como un árbol sin raíces, hemos sido arrancados de la tierra y llevados
a una tierra desconocida", dice el médico y periodista José Luis García
Paneque, en conversación con Deutsche Welle, al describir como se siente
en España adonde llegó en julio pasado junto con otros 20 ex prisioneros
cubanos, que fueron liberados y desterrados a España. García Paneque,
uno de los detenidos en la ola represiva conocida como "Primavera Negra"
de 2003, cuando fueron encarcelados 75 disidentes, y condenados a largas
penas de cárcel, destaca que todavía tiene a su familia dividida. Él ha
llegado a España con sus padres, pero su esposa y cuatro hijos están en
Estados Unidos.

García Paneque, pidió a la sociedad democrática europea que siga
manteniendo su posición común para defender al pueblo cubano. En el
marco de una conferencia titulada "Cuba Auténtica, la dictadura de
Castro y los Derechos Humanos en Cuba", que analizó la actual situación
en la isla, García Paneque advirtió que la intención del régimen no es
propiciar una transición a una economía de mercado, sino una
reorganización del modelo económico que siga bajo su control.

Sociedad civil cubana

A la conferencia organizada por la Fundación Konrad Adenauer, cercana a
la Unión Demócrata Cristiana (CDU), el grupo de Partidos Populares en el
Parlamento Europeo, así como la Sociedad Internacional para los Derechos
Humanos (IGMF), fueron invitados un grupo de ex prisioneros de
conciencia que viven actualmente en España, así como activistas de la
organización Damas de Blanco.

"Los derechos humanos no son un bien negociable", dijo el ex-prisionero
político y abogado Rolando Jiménez Pozada. "Por más de 50 años los
hermanos Castro han violado sistemáticamente los derechos humanos del
pueblo cubano supuestamente en aras de la defensa de la independencia y
soberanía del Estado. Jiménez Posada reiteró la petición de no
modificar la postura común europea hacia la Habana mientras no haya un
cambio real en el respeto a los derechos individuales de los cubanos. La
Unión Europea acordó una postura común en 1996 bajo el entonces
presidente español José María Aznar, que condicionaba una normalización
de las relaciones económicas entre el bloque europeo y la Habana según
las mejoras en materia de Derechos Humanos.

Mazmorras cubanas

El médico Luis Milán Fernández estuvo preso más de siete años por
participar en el proyecto Varela que recolectaba firmas para promover
reformas políticas a favor de mayores libertades individuales, por lo
que le fue aplicada la famosa ley mordaza. Fernández habló de las
torturas psicológicas a las que fue sometido. Durante su trayectoria por
las mazmorras cubanas, estuvo en una celda de psiquiatría donde fue
testigo de cómo los reclusos se sacaban los ojos y se autoflagelaban.

García Paneque dice que Dante se quedó corto en su descripción del
infierno. "Cuba tiene más de 200 prisiones y más de 130.000 presos,
cifras alarmantes para una población de poco más de 11 millones de
habitantes. El médico y periodista destaca que no sólo es el
hacinamiento sino la manera indiscriminada como están recluidos los
prisioneros, donde conviven asesinos, violadores y personas que han
cometido faltas menores, que no tendrían porque estar en prisión. García
Paneque, sentenciado a 24 años de cárcel, pasó más de siete años
recluído en nueve distintas prisiones en cinco provincias cubanas.

Régimen especial

El médico Luis Enrique Ferrer García condenado a 28 años de prisión y
liberado apenas hace dos semanas contó como fue torturado y golpeado por
no respetar el régimen carcelario cubano. A él y a su hermano, José
Daniel Ferrer García, que sigue prisionero en las mazmorras cubanas, le
fue aplicado el llamado "régimen especial", el más duro que existe en
Cuba. "Si en la calle no hay derechos, pueden imaginarse lo que se vive
en las cárceles en donde nadie ve lo que pasa". El coordinador del
Movimiento Cristiano de Liberación, que participó también en el proyecto
Varela, dice que en Cuba el gobierno no tiene ningún interés en que nada
cambie, el cambio tiene que venir desde abajo y exhorta a que no se de
oxígeno a la tiranía.

Por su parte la periodista Lamaciel Gutiérrez Romero, miembro de la
organización Damas de Blanco, recordó la dificultad que enfrentan los
periodistas en el ejercicio de su profesión, donde las tarifas internet
son altas, y los comunicadores salen a la calle sin cámaras ni
grabadoras, armados con papel y lápiz. Gutiérrez Romero considera sin
embargo que el cambio no está muy lejos, y que los protagonistas, demás
de los activistas políticos y disidentes, son los bloggeros y
periodistas independientes.

Héroes de la disidencia

Siguen estando once disidentes cubanos, que se han negado a ser
desterrados. Entre ellos se encuentra José Daniel Ferrer García que se
encuentra en una celda de aislamiento. "No puede ni hablar con los
guardias", dice su hermana Ana Belkis Ferrer García, que cuenta como el
régimen castiga a las familias de los disidentes. Sus dos hermanos eran
líderes y gestores del Movimiento Cristiano de Liberación y fueron
recluidos en cárceles ubicadas en extremos opuestos en la isla, de
manera que era difícil visitarlos.

"Vemos un régimen en agonía que intenta prolongarse siguiendo el modelo
chino o de Corea del Norte, cuyos servicios secretos y el ejército se
encuentran en Venezuela, donde capacitan a unidades paramilitares. Vemos
con preocupación una nueva constelación con un nuevo suministro de
armamento por parte de Irán. Si el régimen de Cuba, de por sí tan
renuente al diálogo se lanza a tales aventuras, no puede ser considerado
un interlocutor serio de la Unión Europea", dijo Christian Ehler,
vicepresidente del grupo cristianodemócrata y socialcristiano CDU/CSU en
el Parlamento Europeo. "Las sanciones contra empresas que inviertan en
Cuba continuará y el régimen no se recuperará, pero no tenemos ningún
interés en que lo haga", concluyó.

Afuera, ante la sede de la Fundación Konrad Adenauer un grupo de
manifestantes protestó contra lo que llamaron "doble moral" de los
organizadores, que critican la situación en Cuba pero callan ante las
violaciones a los derechos humanos en otros países como Honduras tras el
golpe de Estado.

Autora: Eva Usi

Editor: José Ospina Valencia

http://www.dw-world.de/dw/article/0,,6306782,00.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *