Unión Patriótica de Cuba
Languages

Carta abierta a Benedicto XVI

Carta abierta a Benedicto XVI
[20-02-2012]
Miriam García y Heriberto Leyva

(www.miscelaneasdecuba.net).- A Benedicto XVI,
Esta segunda carta abierta seguramente llegara a usted antes que
tengamos respuesta por la primera que le escribimos.

Esta carta sepa usted que no va escrita con tinta, va escrita con
impotencia y con lágrimas, con un dolor tangible y punzante, porque
mientras esperamos a que usted y la institución a la que representa se
dignan a oír y leer las denuncias que hacemos, y mientras el mundo sigue
haciendo caso omiso de la situación caótica del pueblo cubano, el
régimen de terror castrista sigue atropellando, violando derechos y
dando muerte a nuestros hermanos opositores, opositores que no tienen
armas, sólo tienen su voz, sus sábanas, y su valentía contra ese vil
gobierno de horror y tiranía.

Tratamos de analizar los hechos, los actos históricos y presentes, como
para tratar de entender la ironía y la hipocresía de la relación que
existe entre el gobierno comunista castrista y la Iglesia Católica, de
la que se supone usted es su máxima autoridad, por eso esta carta va a
usted. Esperamos que como hombre de fe que es usted, tenga paciencia
con nuestra dificultad de comprensión, es que verá usted, no podemos
entender ni captar como es que después que Fidel Castro y su gobierno
persiguió y atropelló a la iglesia católica desde el principio de su
mandato, como atemorizó a miles y miles de feligreses prohibiendo la
práctica de la religión católica, como cerró y echo a tantos padres,
monjas, como les puso un barco para que se fueran de su isla, cómo es
posible que después de todo lo que ese tirano hizo en contra de la
práctica de su religión en nuestra isla, resulte que ustedes solapen y
bendigan sus actos.

Si, hablo de bendecir actos de terror Sr. Benedicto, porque lo único que
usted puede ir a bendecir a Cuba es a esa mano inhumana Castrista, y a
todos los asesinos asociados a él. ¿A qué más puede ir usted a Cuba? Es
ridículo después de todos los hechos en contra de su iglesia, que el
Cardenal Jaime Ortega y Alamino por ejemplo, oficiara una misa por la
salud del dictador Fidel Castro, pero no pudo auspiciar una por las
muertes de Orlando Zapata, de Laura Pollan, de Wuilmar Villar, muertes
que han estremecido al mundo entero, el mundo entero se horrorizó por
estas injustas muertes, todo el mundo las lloró, excepto ustedes en el
Vaticano, y por su puesto mucho menos el Cardenal Jaime Ortega y
Alamino, siendo que esos asesinatos sucedieron en la tierra en la que
mora; que difícil la dualidad en nuestra cabeza de que el mundo espere
que se trate a personas como este Cardenal de una manera especial por
supuestamente ser un hombre de fe, porque si usamos el raciocinio lo
único que es, con sus actos, es un vil cómplice de un régimen de terror
y lagrimas!!!

Le volvemos a suplicar a usted hombre de tanta fe, paciencia con
nosotros que carecemos de fe y a quienes se nos hace tan difícil
entender estos hechos. Sr. Benedicto, déjeme hablarle sin su sotana,
estas muertes nombradas son crímenes de estado, el Vaticano, no se ha
pronunciado por estos horrendos crímenes de estado ¿sabe usted lo que
eso significa? ¿Hacerse el ciego y el sordo a crímenes de este tipo?

De igual manera, la iglesia católica estuvo totalmente silenciada ante
el espeluznante crimen cometido a los enfermos mentales que dejaron
morir en el hospital de Mazorra en La Habana. Con un temporal de frío
horrendo el gobierno tenía a estos enfermos desnudos, desnutridos y
encima les echaban agua fría con mangueras, esto fue un hecho
abominable, parecido a los que cometían los nazis en el holocausto
judío, estos enfermos mentales también sufrieron un holocausto en Cuba.
Pero nos preguntamos nosotros ¿será que los cubanos no son tan valiosos
como los judíos? ¿Y qué opina usted de la masacre del remolcador 13 de
Marzo? ¿Dígame qué opina? ¿Tiene opinión propia usted? ¿Por qué el
Vaticano jamás condenó este crimen? ¿Por qué nunca denunció la iglesia
católica el derribo de las avionetas y el asesinato de los hermanos al
rescate? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? De qué se tratan ustedes entonces
Sr. Benedicto ¿Qué es lo que promueve usted? ¿De qué humanidad y de qué
fe es de la que ustedes hablan?

Eso es lo que estamos tratando de descubrir Sr. Benedicto ¿A qué va
usted a Cuba? Porque sépase que gracias a su próxima visita, muchos
familias cercanas al Cobre, ciudad donde usted permanecerá en su visita,
han sido desalojadas, estas familias han quedado en la calle,
derrumbaron sus casitas, porque necesitan limpiar la ciudad para usted
su santidad, seguramente hacer espacio para tenderle a usted, su
majestad, una alfombra roja, para que su santidad no se manche los pies
ni tenga que pisar el suelo cubano, manchado de la sangre de los muertos
asesinados por ese gobierno que usted va a ir a bendecir.

Usted disculpe si en algún momento siente el tono de nuestra carta un
poco más fuerte, es que ya ve, nosotros no tenemos tanta fe como usted,
ni tanta espiritualidad, nosotros somos más humanos, aún sufrimos, aún
lloramos a los nuestros, aún nos mueve y nos conmueve luchar contra las
injusticias, disculpe usted, qué puede saber usted de eso. Nada.

¿De qué manera nos podemos comunicar con ustedes y con el mundo? ¿De
qué otra manera les podemos pedir ayuda? La primera carta abierta que
le enviamos tenía como propósito pedir su intersección para la
protección a los derechos humanos de tres activistas políticos y que
tanto usted como el mundo entero nos ayudaran a detener las injusticias
que ocurren en Cuba. Nunca obtuvimos respuesta a esa carta. Y
nuevamente, henos aquí, con tanta desesperación, que volvemos hacerlo a
usted el blanco de esta denuncia, no tanto porque creamos que usted nos
ayudará, si no porque siento usted el máximo representante de la Iglesia
Católica, lograremos al menos alzar unos cuantos ojos en el mundo para
que nos lean.

Los derechos humanos en nuestra isla son inexistentes, el trato que
reciben los ciudadanos cubanos es vergonzoso e inhumano, y cada día son
más los presos políticos u opositores que pierden sus vidas en manos del
régimen castrista. El expresar descontento, el libre pensar es castigado
de una manera demasiado dura querido Papa. No sé si recuerda estos
nombres incluidos en nuestra primera carta, Ivonne Malleza Galano,
Ignacio Martínez Montejo e Isabel Haydee Álvarez, ellos son las personas
que fueron detenidos por protestar con sabanas blancas. Estas personas
fueron detenidas y apresadas sólo por el simple hecho de expresar de
manera pacífica su descontento con el gobierno castrista.

Usted lucha porque su iglesia tenga cada día más seguidores, porque la
gente crea en su religión, nuestra lucha es muy difícil estimado Papa,
desde lejos luchamos incansablemente por defender la vida de los presos
políticos cubanos, quienes luchan en la isla por la libertad de
expresión cubana, y tanto dentro como fuera de Cuba, luchamos de la
manera más pacífica que podemos; la diferencia es que usted cuenta con
mucho dinero y muchos recursos para llevar a cabo su lucha, coronas y
tronos de oro, nosotros no tenemos dinero ni maneras, menos los
opositores dentro de la isla que con suerte vivirán el día de hoy con un
pan y un vaso de agua en sus estómagos. Nos imaginamos que en el
Vaticano se alimentan bien para su lucha diaria, que bien, nos alegramos
por ustedes. El Vaticano parece no ver las injusticias ni los atropellos
a los derechos humanos que suceden día a día; son muchos nuestros
muertos políticos, muchos lo que han entregado su vida de manera
voluntaria y a punta de golpes por hacerse escuchar.

Aún retumban en nuestras cabezas las históricas palabras del Papa Juan
Pablo II, en la misa que ofreció en la Plaza de Revolución en el año de
1998 cuando expreso que "el mundo se tenía que abrir a Cuba y que Cuba
se tenía que abrir al mundo". Benedicto XVI, de qué nos servía y de que
nos sirve el consejo de Juan Pablo II, si para que esto suceda, antes
que nada, Cuba se tiene que abrir a Cuba, antes que nada Cuba se tiene
que abrir para los cubanos, antes que nada Cuba tiene que ser libre para
su gente, antes que nada y primero que nada debe de haber libertad para
los cubanos y se debe de terminar con la criminal dictadura castrista,
cómo el mundo se va abrir a un país donde no se respetan ni los más
básicos derechos humanos.

Sin ir más lejos, este fin de semana solamente, la dama de blanco Taimi
Vega Biscet, sufrió un aborto al ser arrastrada con violencia cuando se
dirigía al Santuario del Cobre, sí, ella es devota de su religión su
santidad. Taimi Vega tenía seis semanas de embarazo, y según cuenta el
líder de la UNPACU, José Daniel Ferrer, el camión en que viajaba esta
dama de blanco fue interceptado por un operativo montado en la carretera
central. "La bajaron por la fuerza y la maltrataron como hacen con
todas, ante la impresión que le provocó el comportamiento agresivo de
los agentes y como la lanzaron al suelo, le subió la presión de manera
alarmante y tuvo un aborto", explicó José Daniel Ferrer.

Vega sufrió vómitos, fuertes dolores y tenía una zona de la cabeza
adormecida a consecuencia de la caída en el pavimento, su esposo
Dunieski Domínguez González, activista de la UNPACU, le manifestó a José
Daniel Ferrer, "Estos comunistas me acaban de quitar un pedazo". Un
pedazo de vida Sr. Benedicto, un pedazo de vida le fue arrancado, su
hijo en camino fue asesinado esta semana por el gobierno castrista, y
este ejemplo se lo dejo aquí porque es reciente, sucedió este fin de
semana en el que se le redacta a usted esta carta abierta. Aunque no
creo que se pueda identificar, no creo que usted tenga hijos, ¿verdad?

Siga usted en su sotana, siga puliendo su corona dorada, nosotros
seguiremos luchando porque se respeten los derechos humanos en la isla,
por intentar proteger la vida de aquellos que protestan de manera
pacífica las injusticias y la tiranía que se vive en Cuba, nosotros no
bajaremos la guardia y seguiremos protestando de la manera que sea, con
huelgas de hambre, con blancos gladiolos o con sabanas, con cartas
abiertas a usted y a quien esté de moda. Siga usted tranquilo, tome
aire, prepárese sus sermones para sus giras, nosotros seguiremos
escribiendo por aquí, haciendo lo posible con nuestra lucha, de la que
usted ni los suyos jamás entenderán. Nosotros aún no estamos tan cerca
del cielo como ustedes, seguimos aquí en la tierra, y aquí somos
necesarios para luchar contra las injusticias, y no pararemos hasta ver
a nuestra Cuba libre, libre, libre. Amen Papa.

Miriam García
Ex Presidenta del Independiente Colegio de Pedagogos en Cuba
Exiliada Política en California.

Heriberto Leyva
Activista Socialdemócrata independiente.


http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=35213

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *