Unión Patriótica de Cuba
Languages

Planean presentar nuevos cargos contra líder disidente José Daniel Ferrer

Publicado el martes, 04.17.12

Planean presentar nuevos cargos contra líder disidente José Daniel Ferrer
Juan O. Tamayo
jtamayo@elnuevoherald.com

La policía cubana quiere presentar nuevos cargos contra el líder
disidente José Daniel Ferrer García, liberado el año pasado tras ocho
años de prisión, lo que podría devolverlo a prisión para cumplir el
resto de su condena de 25 años, dijo su esposa el lunes.

Mientras tanto, el cubano que gritó "¡Abajo el comunismo!" antes de una
misa del Papa Benedicto XVI ha dicho que planeó su arranque porque
"alguien debía expresar lo que sentimos en voz alta (los cubanos) para
todo el mundo", informó Radio Martí. Reportes no confirmados indicaron
que Carrión fue detenido otra vez el lunes por haberse entrevistado con
Radio Martí.

La esposa de Ferrer, Belkis Cantillo, dijo que la policía le dijo,
cuando ella lo visitó en la cárcel el lunes, que querían acusarlo de
alteración del orden público, por la organización de marchas callejeras
y la recepción de ayuda financiera ilegal de Estados Unidos.

Ferrer ha sido uno de los disidentes más agresivos en el este de Cuba
desde su salida de prisión en marzo del año pasado, organizando una
larga serie de protestas públicas que atrajeron algunas de las más duras
represiones policiales en el último año.

Fundador de la disidente Unión Patriótica de Cuba, fue arrestado el 2 de
abril junto con otros 42 disidentes durante marchas de protesta en su
ciudad de Palmarito del Cauto y la vecina Palma Soriano. No ha sido
acusado, y no tiene abogado. Los 42 fueron liberados más tarde.

El grupo de derechos humanos Amnistía Internacional emitió un comunicado
ele fin de semana diciendo que considera a Ferrer como un "preso de
conciencia, detenido únicamente por ejercer pacíficamente su derecho a
la libertad de expresión".

Ferrer fue condenado a 25 años de prisión durante una redada realizada
en el 2003 contra 75 disidentes, conocida como la Primavera Negra de
Cuba. Fue puesto en libertad, en virtud de una "licencia extrapenal" no
especificada , como parte del acuerdo del Gobierno con la Iglesia
Católica en el 2010 para liberar a los presos políticos.

Cantillo y Amnistía Internacional dijeron que temían que, bajo los
términos de su liberación, Ferrer podría ser devuelto a la cárcel para
cumplir el resto de su pena si la policía presenta nuevas acusaciones en
su contra.

La policía lo detuvo en varias ocasiones durante el año pasado, pero lo
liberaron después de unas horas o unos pocos días, y nunca le
presentaron cargos.

En La Habana, el activista de derechos humanos Elizardo Sánchez Santa
Cruz dijo que el actual arresto de Ferrer durante 14 días puede ser la
manera de las autoridades para castigarlo por su activismo, y advertirle
de que algo peor está por venir si las cosas siguen así.

Ferrer parecía estar en buena salud y ánimo durante la visita de ella el
lunes en la cárcel en la ciudad de Santiago de Cuba, dijo Cantillo a El
Nuevo Herald durante una conversación telefónica.

Andrés Carrión, de 38 años, que fue detenido el 26 de marzo a raíz de
sus protestas a sólo unos minutos antes de que el Papa comenzara una
misa en Santiago de Cuba en el primer día de su visita a la isla, fue
liberado el viernes y habló por teléfono con Radio Martí el domingo.

"Aproveché que estaba el Santo Padre y vi que era la mejor oportunidad
para expresar lo que yo sentía, que es el sentir de todos los cubanos",
dijo Carrión a Radio Martí, la emisora del gobierno de Estados Unidos
con sede en Miami que trasmite para Cuba.

"El ansia de libertad está en mí hace mucho tiempo", dijo Carrión.
"Decidí asumir el reto que me tocaba porque alguien debía expresar lo
que sentimos en voz alta para todo el mundo; así tan sencillo como eso".

Carrión no había participado en actividades disidentes antes de la
visita papal, pero dijo que la acción la "había planificado dentro de lo
posible", para "hacer uso de mi derecho constitucional de expresarme
libremente".

Radio Martí dijo que entrevistó a Carrión mediante un teléfono público
porque el gobierno había bloqueado todos los teléfonos celulares que los
disidentes de la zona le habían entregado en su casa, en las afueras de
la ciudad de Santiago.

Dijo que no fue golpeado o maltratado durante su detención, pero que
antes de ser liberado tuvo que firmar un documento que confirmaba que se
le prohibió salir de la ciudad, reunirse con disidentes o conceder
entrevistas.

"Estoy preso todavía; lo único que hicieron fue ponerme en mi casa",
dijo Carrión. "Estoy siendo perseguido, vigilado", dijo a Radio Martí

Carrión añadió que creía que otros cubanos apoyaban su acción, "unos con
más miedo, otros con menos, pero no he sentido rechazo, como hubiera
podido ser unos años atrás".

http://www.elnuevoherald.com/2012/04/17/v-fullstory/1180391/planean-presentar-nuevos-cargos.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *