Unión Patriótica de Cuba
Languages

Llegan a 177 los enfermos de cólera en Cuba

Publicado el miércoles, 07.18.12

Llegan a 177 los enfermos de cólera en Cuba
Juan Carlos Chavez
jcchavez@elnuevoherald.com

El número de casos de cólera en el este de Cuba subió a 177, según
informes independientes, al tiempo que las autoridades de la isla
informaron sobre la suspensión de dos carnavales que debían realizarse
en los municipios de Manzanillo y Bayamo, provincia de Granma.

Santiago E. Márquez Frías, un médico de la ciudad de Manzanillo y
miembro de la ilegal Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, radicada
en La Habana, dijo que el aumento de pacientes afectados indica que los
esfuerzos del gobierno para controlar la enfermedad no están dando
resultados.

"La percepción de riesgo está presente", sostuvo Márquez en una
entrevista telefónica a El Nuevo Herald. "Pero creo que todavía no hay
una cabal conciencia sobre el peligro de esta enfermedad".

En un comunicado publicado en los medios de comunicación oficiales en la
mañana del sábado, el Ministerio de Salud Pública declaró que el brote
se encuentra "disminuyendo". Dijo que había 158 casos y tres muertes
confirmadas. Pero fuentes de la oposición y periodistas independientes
alegan que el gobierno está manipulando la información y que el
verdadero número de víctimas oscila de 5 a 15.

Márquez indicó que uno de los problemas que agravan la crisis es la
falta de información oportuna sobre la enfermedad y su propagación. En
ese sentido manifestó que el director del periódico La Demajagua, en
Manzanillo, anunció que publicarán una guía de salud con recomendaciones
generales.

"Planteó que iban a editar un suplemento especial nombrado Alerta, que
hablará de cuestiones higiénico epidemiológicas, orientaciones de salud
e historia del cólera", declaró Márquez.

El gobierno cubano sólo ha hecho dos comentarios sobre la enfermedad,
ambos publicados en el diario oficial Granma. El primero ocurrió el 3 de
julio. Confirmó tres muertes y 53 casos. La segunda declaración, hecha
el sábado, admitió que se diagnosticaron casos aislados en otras
regiones del país, aunque aseguró que se trata de personas que se
enfermaron en el municipio de Manzanillo.

Márquez dijo también que las autoridades municipales de Bayamo
suspendieron indefinidamente la celebración de una fiesta popular que
debía realizarse en dos semanas. En Manzanillo, uno de los más afectados
por el brote del cólera, las autoridades cancelaron hace unos días un
evento masivo fijado a mediados de agosto.

El martes el obispo de Bayamo-Manzanillo, monseñor Alvaro Beyra Luarca,
exhortó seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias y, a su
vez, mostrar solidaridad con las personas afectadas por el cólera.

"Con angustia y preocupación hemos conocido en días recientes de la
presencia en nuestra provincia del cólera, y del fallecimiento de
personas a causa de esa enfermedad", dijo Beyra en un mensaje publicado
en el sitio de internet de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba.
"Rogamos a Dios que conceda el descanso eterno a estos hermanos
nuestros, la paz y el consuelo a sus familiares; y ahuyente el mal que
ahora nos agobia".

Según cifras proporcionadas a la televisión provincial por la
epidemióloga principal de la provincia Granma, Ana María Batista, los
casos generales de diarrea y vómitos, que aumentan cada verano con las
lluvias y el calor, se elevaron a 6,271. Batista señaló que el fin de
semana 181 personas recibieron atención médica primaria en Granma.
Añadió que se detectaron nueve casos sospechosos. La provincia Granma
tiene 13 municipios.

En Miami, el médico y disidente Darsi Ferrer, recién llegado de la isla,
dijo a El Nuevo Herald que no le sorprende el aumento de los casos de
cólera y la posibilidad de que el brote continúe propagándose.

"El sistema de salud cubano está en quiebra y hay carencia de
profesionales, medicamentos y equipos necesarios", sostuvo Ferrer, quien
fue marginado del ejercicio de la medicina en Cuba por su postura
disidente. "Los hospitales tienen serias dificultades para cubrir
emergencias de enfermedades infecciosas".

Mientras tanto ante el brote de cólera en la isla, el gobierno
venezolano reforzó los controles sanitarios en terminales aéreos y
puertos marítimos. El viceministro venezolano de Redes y Servicios de
Salud, José España, manifestó que todos los servicios de salud se
mantienen en alerta constante.

"Estamos activados no sólo para el cólera, sino para cualquier tipo de
epidemia que amenace al país", manifestó España en declaraciones al
canal Telesur.

http://www.elnuevoherald.com/2012/07/18/1253771/llegan-a-177-los-enfermos-de-colera.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *