Unión Patriótica de Cuba
Languages

Juntarse y regresar

Publicado el domingo, 07.14.13

Juntarse y regresar

DORA AMADOR

Creo que he escuchado todas las entrevistas y conferencias de prensa que

Guillermo Fariñas ha sostenido en Europa y Estados Unidos en estos dos

meses. Me interesa mucho el pensamiento de este hombre tan poco común,

tan fraterno y patriota, tan decidido y honrado. Como vocero de la Unión

Patriótica de Cuba (UNPACU), Fariñas ha insistido en este viaje, en que

la unidad de la oposición en un solo frente es imprescindible para

derrocar a la dictadura. También ha reconocido que la comunidad

internacional le ha perdido el respeto a los cubanos por las divisiones

que hay siempre y las enemistades mutuas. Yo por supuesto le doy toda la

razón. He sido testigo de esa falta de respeto o cinismo. No sé a

cuántas conferencias convocadas y financiadas por diferentes

organizaciones anticastristas celebradas por todo un día en hoteles o

salones de recepción en Miami, con un bien planeado horario, que incluye

almuerzo gratis para todos, he asistido para escuchar a diplomáticos de

países poscomunistas de la antigua Europa del este, contándonos cómo fue

su tránsito a la democracia, y cómo nos puede ayudar a los cubanos en

nuestro propio camino. También han venido figuras destacadas de América

Latina a darnos su respaldo en contra del castrismo en reuniones

similares. Recuerdo que fue a un eminente latinoamericano a quien le

pregunté si continuaría viniendo para seguir el trabajo iniciado, él me

contestó que si se lo seguían pagando todo, vendría.

Con el pasar del tiempo, han cesado estas conferencias con diplomáticos

europeos. Ya no vienen, para ellos es una pérdida de tiempo y prestigio.

Lech Walesa lo ha expresado varias veces: el exilio cubano está

demasiado dividido.

Y Guillermo Fariñas, invitado por Walesa a Polonia, lo dejó claro en una

de sus entrevistas: el papel del exilio cubano es dedicarse a proveer

recursos para la lucha interna, como dijo Martí, pero la voz cantante la

deben llevan los que están dentro.

Como nunca antes la oposición ha estado tan unida y tan bien organizada

política y estratégicamente como lo está ahora en la UNPACU. Tienen

todas las de ganar si continúan ese trabajo guiados por la ética

ciudadana que los une y el desafío político masivo, que es la

confrontación no violenta basada en la desobediencia, la protesta y la

no colaboración con la dictadura totalitaria.

La UNPACU cuenta ya con más de 5,000 miembros, y fue fundada por José

Daniel Ferrer, quien ha dado a conocer, junto al resto de sus dirigentes

colegiados –Guillermo Fariñas en el centro del país, Ferrer en el

oriente, Félix Navarro en occidente y Ángel Moya en La Habana– su

proposición de cambio para Cuba, que se puede leer en su sito web

www.unpacu.org. Todo el que esté al tanto de los acontecimientos en la

isla a través de las redes sociales y la prensa sabe que la UNPACU se ha

movilizado por las calles de todas las ciudades del país en protestas,

exitosas huelgas de hambre (en lugares públicos), entregando volantes

sobre qué se propone la organización, grabando vídeos sobre violaciones

a los derechos básicos de los ciudadanos y los abusos que comete el

gobierno.

Y me pregunto, ¿por qué el liderazgo del Movimiento Cristiano

Liberación, con su excelso Proyecto Varela, y sus magníficos Proyecto

Heredia y el Camino del Pueblo; por qué Oscar Elías Biscet, en un acto

de humildad gigante, y todos los dirigentes de las organizaciones que se

unieron recientemente a su Proyecto Emilia; por qué Antonio Rodiles,

director de Estado de Sats, que como la UNPACU realiza una buenísima

labor en las calles cubanas repartiendo el documento de la campaña Por

otra Cuba; por qué el Frente Nacional de Resistencia Cívica y

Desobediencia Civil Orlando Zapata Tamayo, dirigido por Jorge Luis

García Pérez Antúnez, no se juntan? Sin que emerja un caudillo esta es

la solución cubana: la sociedad civil dirigida y organizada por

eminentes cubanos tomando las calles en exigencia de sus derechos, como

Egipto, por ejemplo.

Una vez conversando con José Daniel Ferrer me dijo dos cosas que

consideré ejemplares en este camino: basta de que nos quieran dirigir

desde el exilio, manipularnos y alzarse como representantes nuestros. Y

lo otro fue: ya está bueno de proyectos y documentos, es hora de tomar

las calles. Y es precisamente lo que hizo, lo que está haciendo.

¿El exilio políticamente comprometido? Hora de volver, tomarle la

palabra al cónsul cubano Llanio Gónzalez Pérez y regresar a Cuba. Yo me

apunto, si puedo cobrar mi Seguro Social y mi pensión mensual en Cuba, y

si puedo tener acceso a mis medicinas. Por casa no me preocupo, regreso

a la mía, que compartiré con mi prima y su esposo.

www.palabracubana.org

Source: "DORA AMADOR: Juntarse y regresar – Opinión – ElNuevoHerald.com"



http://www.elnuevoherald.com/2013/07/14/1520749/dora-amador-juntarse-y-regresar.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *