Unión Patriótica de Cuba
Languages

La misión del Directorio

La misión del Directorio

[15-11-2013]

Directorio Democrático Cubano

(www.miscelaneasdecuba.net).- Hace apenas veintitrés años que un puñado

de jóvenes cubanos exiliados nos reunimos durante varios días y fundamos

el Directorio para canalizar nuestro deseo de luchar por Cuba libre.

Ese día fue difícil, pues desde su génesis, el Directorio ha contado con

detractores, pero también gracias a Dios, ha contado con una red de

amigos y simpatizantes que nos han acompañado en el escarpado camino de

esta lucha.

Sería largo mencionar cuanto hemos hecho, desde entonces: los cursos de

formación sobre historia de Cuba, la obra de teatro Cántaro Verde, y los

conciertos Canto a Martí, los programas de radio hacia la Isla para

animar a la juventud cubana, el esfuerzo internacional para dar a

conocer la resistencia interna, la presencia en tierra cubana, el apoyo

a los prisioneros políticos, los programas de ayuda y respaldo a los

proyectos de la oposición. La creación del Centro de Estudios para una

Opción Nacional (CEON), Operación Boitel, el Acuerdo por la Democracia

en Cuba, Proyecto Auxilio, la fundación de Radio República, los informes

sobre las violaciones a los derechos humanos en Cuba, incluyendo un

análisis profundo sobre la utilización de la tortura en las prisiones de

Cuba, y las ejecuciones extrajudiciales en el país contra miembros de la

resistencia cívica, la presencia en la OEA y la ONU, Pasos a la Libertad

los informes anuales sobre las acciones de resistencia dentro de Cuba

desde 1997 hasta el 2007. El respaldo a proyectos nacionales como

Concilio Cubano, la campaña de familiares de presos por la amnistía

general, las bibliotecas independientes, el Proyecto Varela, la campaña

de la no cooperación, entre muchas otras iniciativas se cuentan también

en esta lista.

Desde su inicio el Directorio abogó por el respaldo a la entonces (1990)

incipiente oposición interna como objetivo fundamental de su lucha. A

pesar de la incomprensión de muchos sectores del exilio, fuimos

permeando con la idea del respaldo, de la necesidad de ver que el cambio

que queremos para Cuba tiene que ocurrir en territorio nacional, y que

las gestiones en Washington o Bruselas, son accesorios de ese respaldo,

que el escenario es Cuba. No pocos detractores nos logró esa postura en

aquella época inicial.

Otro de los objetivos fundacionales del Directorio fue la búsqueda de

apoyo internacional para los hombres y mujeres que luchan dentro de la

Isla. Así surgió en 1994 Operación Boitel. Habíamos logrado reunir a un

grupo de líderes jóvenes de Latinoamérica y Europa en un encuentro

realizado en Miami, que inició el 16 de julio de 1994, tres días después

de la masacre del Remolcador 13 de Marzo en la Bahía de La Habana. Aquel

hecho impactó a los participantes. En aquel histórico foro nació la

iniciativa de ir al mundo, a los parlamentos, a las universidades, a los

centros de poder político a hablar de la realidad cubana, y buscar

reconocimiento internacional para los valientes dentro de Cuba. El

bautismo de fuego de Operación Boitel fue en septiembre de 1994, en

Cochabamba, Bolivia, donde los miembros del Directorio junto al

inolvidable Dr. Juan Clark, enfrentamos las turbas organizadas por la

embajada de Cuba en ese país, y llevamos nuestra denuncia ante los

estudiantes bolivianos. No iba a ser esa la primera vez que nos

enfrentaríamos a las turbas y agresiones físicas del castrismo en el

mundo. Volvería a ocurrir en Barcelona, Ginebra, Lima, Ciudad de México,

Santiago de Chile, Isla Margarita, Bruselas, San Pedro Sula, las aguas

cercanas a la Isla en el Estrecho de la Florida, entre otros muchos

episodios de enfrentamiento provocados por el régimen de La Habana.

Los jóvenes del Directorio han recorrido América Latina, América del

Norte, Europa, Asia y África hablando de la realidad cubana y buscando

solidaridad internacional. Fue el fatídico 24 de febrero de 1996 cuando

se fundó el Comité Latinoamericano de Solidaridad con la Democracia en

Cuba en la Ciudad de México, ese día cuatro hermanos de lucha fueron

asesinados vilmente en las avionetas de Hermanos al Rescate, uno de

ellos, Mario de la Peña era miembro del Directorio, mártir nuestro.

Los viajes del Directorio que se iniciaron sin apenas recursos,

quedándonos en hospitales, conventos, y casas particulares, fueron

creando una red internacional de solidaridad y reconocimiento a la

oposición cubana. Los primeros premios internacionales, las primeras

campañas mundiales de apoyo a los resistentes cívicos en la Isla fueron

el resultado de ese esfuerzo. También lo fue el Comité Internacional de

Apoyo a la Democracia en Cuba liderado por Vaclav Havel y respaldado por

reconocidos ex presidentes como José María Aznar, Patricio Aylwin, Luis

Alberto Monge, Luis Alberto Lacalle, Mart Laar, Phillip Dimitrov, entre

otros. También el Comité Internacional de Jóvenes y de Mujeres, creados

posteriormente fueron resultados del esfuerzo internacional del

Directorio. Sin ese trabajo de años llevando información, generando

campañas, y buscando solidaridad, no hubiese sido posible el respaldo

que se logró durante y después de la ola represiva de marzo de 2003

cuando el régimen atacó directamente los pilares de la resistencia

interna encarcelando a sus principales líderes.

Ya entonces se había fundado el Premio por la Libertad Pedro Luis

Boitel, iniciativa del disidente rumano Gabriel Andrescu, para honrar el

coraje cívico de los opositores dentro de Cuba. Desde el 2001 hasta la

fecha, el Premio Boitel, promovido por el Directorio y respaldado por

una red de organizaciones no gubernamentales de Europa y América Latina,

ha premiado a hombres y mujeres, grupos y pueblos de Cuba, incluyendo en

el año 2005, el primer reconocimiento internacional que recibieran las

Damas de Blanco, y que fue entregado simbólicamente por el ex presidente

uruguayo Luis Alberto Lacalle, gran amigo de la libertad de Cuba,

mientras la inolvidable Laura Pollán se encontraba desde La Habana vía

telefónica.

Cuando un grupo hacía el trabajo internacional, otro se enfocaba en el

apoyo directo en la Isla. Fue así que ya para 1991 el Directorio

representaba al Consejo Nacional por los Derechos Civiles en Cuba, con

sede en La Habana, y luego al Movimiento Cubano de Jóvenes por la

Democracia, el Movimiento Cubano Reflexión, el Movimiento Nacional de

Resistencia Cívica Pedro Luis Boitel formado por mujeres y hombres

familiares y amigos de prisioneros políticos, las Bibliotecas

Independientes, el Partido Paz, Amor y Libertad, entre muchos otros.

Poco a poco, con amor y constancia, el Directorio fue caminando la Cuba

profunda, descubriendo a los más humildes servidores de la patria,

alentando a las víctimas de la represión a convertirse en protagonistas

del cambio. El Directorio ha llevado esperanza de una punta a la otra de

Cuba, con humildad y desprendimiento, sin faltar hasta hoy a su

compromiso de respaldo y guía.

Y fue así que en el verano de 2002, cuando se levantaban en el destierro

campañas contra el Proyecto Varela y los opositores dentro de Cuba, el

Directorio decidió hacer públicas dos visitas importantes a la Isla. La

del presidente del Directorio Javier de Céspedes, y su firma del

Proyecto Varela en la casa de Oswaldo Payá en La Habana, y la de uno de

sus vicepresidentes, Lorenzo De Toro, y su abrazo solidario y entrega de

ayuda humanitaria a Bertha Antúnez, líder del movimiento de familiares

de presos políticos. Lo hicimos para demostrarles a los cubanos del

destierro que somos una sola nación y que era el momento de la

solidaridad directa. Queríamos además enviarle el mensaje al pueblo de

Cuba y a la resistencia interna: que ya el Directorio compartía la misma

suerte con nuestros hermanos de la Isla, y que si éramos golpeados en la

ONU, o agredidos frente a embajadas castristas por el mundo, también

teníamos el derecho de entrar a nuestro país y caminar nuestras calles.

Por eso, el Directorio apoyó a Oswaldo Payá en su gestión interna y

organizó junto a otras fuerzas desterradas la breve visita del Premio

Sajarov 2002 a la ciudad de Miami, en enero de 2003.

Dentro de Cuba, la mano solidaria del Directorio se ha extendido sin

preguntas, sin condicionamientos. Desde el oriente con el apoyo desde su

génesis de la Alianza Democrática Oriental, los cinco boletines

independientes de Valencia solidaria, el proyecto Palenque Cubano, el

centro con la Unidad Camagüeyana de Derechos Humanos, el Movimiento

Solidario Expresión Libre, los boletines El Camagüeyano y Palabrras

libres, la Coalición Central Opositora, y el occidente con el Movimiento

Opción Alternativa y el Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel, la

Alianza Democrática Pinareña, el Partido Pro Derechos Humanos Afiliado a

la Fundación Andrei Sajarov, la Fundación Lawton entre muchos otros.

En 1999, se lanzó el Proyecto Auxilio, un esfuerzo mancomunado de

respaldo material a los presos políticos y sus familiares, de parte de

familias cubanas exiliadas. Y luego, el Directorio brindó colaboración

directa para la realización del concierto Voces por la libertad, del

cantautor cubano Willy Chirino, y la ayuda al trabajo inigualable de

Plantados hasta la libertad y la democracia en Cuba en la gestión de

ayuda a los presos y sus familias a partir del año 2003.

Con los presos políticos se ha hermanado el Directorio durante todos

estos años. El trabajo de llamadas, apoyo y aliento a los familiares y

prisioneros ha sido una constante todos estos años. Las huelgas y

sacrificios de los miembros del Presidio Político Pedro Luis Boitel, de

Jorge Luis García Pérez Antúnez, Juan Carlos Herrera Acosta, José Daniel

Ferrer García, Rafael Ibarra Roque, Cecilio Monteagudo Reina, Carmen

Arias Iglesias, Omar del Pozo, Oscar Sánchez Madan, Armando Betancourt,

Juan Carlos González Leiva, Virgilio Mantilla Arango, Leonardo Bruzón

Ávila, los hermanos Sigler, Oscar Elías Biscet y tantos otros han sido

hechos protagónicos en los comunicados y campañas de solidaridad

gestadas por el Directorio.

Y también el Directorio facilitó la publicación de libros de prisioneros

políticos y activistas de derechos humanos como es el caso de los

poemarios de Néstor Rodríguez Lobaina y Regis Iglesias Ramírez, y los

libros testimoniales de Antúnez.

En el 2005, con la creación de Radio República, emisora de onda corta

que transmite información y programas de opinión y formación hacia la

Isla, el mensaje de libertad y resistencia en las voces de sus

protagonistas dentro de Cuba no ha cesado de escucharse. Fueron el

Directorio y Radio República quienes acompañaron a Reina Tamayo durante

su peregrinaje por las prisiones de Cuba, las numerosas huelgas de su

hijo, el héroe Orlando Zapata Tamayo. También han acompañado a muchos

otros prisioneros y sus familiares, han logrado entrevistas desde las

mismas prisiones vía telefónica, y estar en línea durante actos de

repudio y allanamiento de viviendas a defensores de derechos humanos.

Otra gestión promovida y respaldada por el Directorio ha sido la

Asamblea de la Resistencia, coalición de organizaciones dentro y fuera

de Cuba que promueven la no cooperación con la dictadura y ha sido

fuente de respaldo político y humanitario para los hombres y mujeres que

luchan dentro de la Isla. Ha sido la Asamblea en el exilio y el Frente

Nacional de Resistencia Cívica Orlando Zapata Tamayo, dentro de Cuba, el

ejemplo de que la unidad solamente se puede lograr en la acción.

Y por su servicio desinteresado a Cuba, por su profesionalismo y

efectividad, no ha dejado el Directorio de ser el blanco de fuertes

ataques de la dictadura castrista directamente en los medios oficiales

de La Habana, o a través de solapadas campañas de descrédito en las

redes sociales, los medios internacionales y las ciudades más

importantes del destierro.

El Directorio no se calla, tampoco aflojará en su gestión a favor de la

libertad cubana y la denuncia de las violaciones a los derechos humanos

en Cuba, y por eso la campaña castrista enfurece, y se acrecienta. Le

molesta al régimen que a pesar de todas las dificultades y trabas

típicas de esta dura lucha, el Directorio continúa y acaba de facilitar

el espacio para la denuncia sobre el asesinato de Oswaldo Payá y Harold

Cepero ante la ONU de Rosa Payá y Ofelia Acevedo, así como el testimonio

de la activista Yris Pérez Aguilera durante la revisión de Cuba ante el

Consejo de Derechos Humanos de la ONU, hace solamente dos meses atrás. Y

más recientemente el testimonio ante la Comisión Interamericana de

Derechos Humanos de la OEA de los activistas que regresarán a Cuba

Rolando Rodríguez Lobaina, Yris Pérez Aguilera y Jorge Luis García Pérez

"Antúnez".

Inspirado en Dios desde su gestación e imbuido de la fe, la esperanza y

la caridad, el camino del Directorio ha sido una línea recta de

servicio, amor, dedicación y honradez. Los hechos hablan por sí solos, y

como dijo el apóstol de Cuba: hacer es la mejor manera de decir.

(Escrito por Janisse Rivero)

Source: "La misión del Directorio – Misceláneas de Cuba" –

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/52864d263a682e1668886074

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *