Unión Patriótica de Cuba
Languages

Los olvidados de La Habana

Los olvidados de La Habana
Marlen, ya ha decidido entrar a la fuerza, en cualquier apartamento
vacío que se encuentre, harta de vivir entre excrementos
jueves, enero 8, 2015 | León Padrón Azcuy

LA HABANA, Cuba. — Marlen Juara Guevara forma parte de los olvidados de
La Habana. Desde hace más de 20 años, al igual que otras ocho familias,
malvive en un sótano de un ruinoso caserón, ubicado en la calle 8, entre
Calzada y 5ta, en el Vedado, cuya construcción data de la década del 30
del pasado siglo.

Esta casona, –como tantas otras de la capital–, luego de 1959, tras la
partida al extranjero de sus dueños, fue convirtiéndose en cuartería, lo
que los cubanos llamamos un solar. Luego de cinco décadas de
revolución, sin mantenimiento, la vieja casona, es una ruina habitada.

Marlen Juara nos dice: “. ¡Te imaginas llegar del trabajo y encontrarte
excrementos en el piso de tu cuarto! ¡Es un horror! Las tuberías de
albañales que corren junto a mi cuarto, provocan que el piso se inunde
de agua contaminada con excrementos, provenientes de los apartamentos de
la parte superior”.

Tanto Marlen, como las demás familias que malviven en este solar, están
agotadas de quejarse a los responsables del Consejo Popular, quienes
(se supone) deberían ventilar los problemas de la comunidad. “Todos
conocen que por esta vida horrible que llevamos, se perturbó la salud
mental de mi hijo, bajo tratamiento psiquiátrico en el hospital Juan
Manuel Márquez”, afirmó Marlen a este reportero.

Agrega Marlen que el anterior gobierno municipal, presidido por Virginia
Carneado, dispuso el traslado urgente de su familia hacia otro pequeño
domicilio desocupado en esta zona, pero aquel intento de solución fue un
fracaso porque el cuarto asignado no tenía agua, ni electricidad ni gas,
razón por la cual la familia tuvo que retornar al sótano de la antigua
edificación.

Desde hace casi dos años la angustiosa vida de Marlen fue informada a
Norberto Puchades Ferrer, quien sustituyó a Virginia Carneado, como
presidente del gobierno de Plaza.

Pero Puchades ha sido esquivo en atender a Marlen Juara.

Ante la imposibilidad de dialogar personalmente con Puchades Ferrer,
Marlen logró llamarlo a su teléfono celular. Increíblemente sólo obtuvo
del tal Alcalde revolucionario, un inmediato maltrato verbal, que
incluyó un contundente regaño por poseer su número del móvil.

La mujer se limitó en responderle: “No te inquietes por saber quién me
dio el número de tu móvil, porque no te lo voy a decir. Más bien
preocúpate por mis problemas, que no vienen de tu mandato, si no de
mucho tiempo atrás. Y ocúpate por ser un hombre de bien.

El oportunismo y la apatía siguen siendo el distintivo del poder en
Cuba. Según Marlen, “una mansión, en Calzada y 8 (a solo una cuadra de
su casa) la dejaron como nueva, para ubicar allí una Casa de Visitas
para los miembros del Partido”. Incluso, en esa misma zona, permanecen
cerrados varios apartamentos que son propiedad del estado. Uno de ellos,
en calle 6 entre 1ra y 3ra, frente al agro, lo ha solicitado sin obtener
respuesta.

Marlen, ya ha decidido entrar a la fuerza, en cualquier apartamento
vacío que se encuentre, harta de vivir entre excrementos.

leonpadron10@gmail.com

Source: Los olvidados de La Habana | Cubanet –
http://www.cubanet.org/actualidad/actualidad-destacados/los-olvidados-de-la-habana/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *