Unión Patriótica de Cuba
Languages

Oposición guantanamera, en situación de emergencia (I)

Oposición guantanamera, en situación de emergencia (I)
La violación de sus derechos por parte de la Seguridad del Estado es
constante
martes, diciembre 22, 2015 | Roberto Jesús Quiñones Haces

GUANTÁNAMO, Cuba.- El artículo 67 de la Constitución de la República de
Cuba menciona al “estado de emergencia” como una situación excepcional
que puede ser declarada por el Presidente del Consejo de Estado en todo
el territorio nacional o una parte de él ante desastres naturales,
catástrofes u otras circunstancias que afecten el orden interior, la
seguridad del país o la estabilidad del estado. Durante su vigencia se
regula el alcance de los derechos y deberes constitucionales de los
ciudadanos.

Hasta hace algún tiempo existía al menos un respeto formal hacia ellos,
pero ahora los opositores guantanameros viven en una situación de
emergencia no declarada, ante la violación constante de la Constitución
por parte de los agentes de la Seguridad del Estado. Las últimas
jornadas así lo corroboran, aunque lo ocurrido no ha podido divulgarse
debido a que los represores se han dedicado a incautar a los activistas
y periodistas independientes sus teléfonos móviles, cámaras
fotográficas, computadoras y cuanto objeto sirva para transmitir
información.

Ayer mismo, lunes 21 de diciembre del 2015, se efectuaba un registro en
el domicilio de los miembros de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU),
Bartolo Cantillo Romero y Celina Claro Osorio. Intentamos contactar con
ellos pero fue imposible.

Con el objetivo de indagar sobre lo ocurrido e informar a la opinión
pública entrevistamos a Yoannis Beltrán Gamboa, Secretario General de la
Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) en Guantánamo, y a otros activistas
defensores de los Derechos Humanos, víctimas de la represión ejecutada
en estos días.

La actuación del G-2

Según el testimonio de Yoannis, el domingo 6 de diciembre alrededor de
veinte opositores pacíficos se dirigían hacia el Santuario del Cobre y
en la avenida Camilo Cienfuegos y la calle San Gregorio fueron
interceptados por varios autos patrulleros. Al frente del operativo
estaban el mayor Bryan y los oficiales Sergio, Kevin y otro cuyo nombre
real es Gilberto Catá pero se presenta como Frank.

“A una señal del mayor Bryan los esbirros nos lanzaron gas pimienta
sobre los ojos y empezaron a darnos puñetazos y patadas. Luego me
metieron esposado en un carro jaula junto con Niorbis Rivera Guerra,
Bartolo Cantillo Romero y Felipe Blanco González y desde ahí hasta la
unidad provincial de operaciones nos fueron dando golpes. Me desmayé dos
veces, la primera antes de llegar a la unidad, donde nos tiraron en el
piso, esposados. A mí me dejaron recuperarme pero a los otros
continuaron golpeándolos. Cuando me recuperé el mayor Bryan ordenó a dos
de sus secuaces que me levantaran y me encapuchó con un pulóver. Me
dieron un golpe fuerte en la nuca y volví a desmayarme. Según me
contaron mis hermanos de lucha, los guardias me arrastraron por el
parqueo en medio de risas y después continuaron arrastrándome hasta la
solera, donde me tiraron. Tuvieron que ingresarme en el Hospital
Provincial junto con Bartolo Cantillo y Roelvis Cuba, lugar donde
estuvimos hasta las 3 pm del día 7 de diciembre. A Marcos Antonio Morán
Pelegrín lo ingresaron en la Sala de Penados del hospital y a Niorbis
Rivera Guerra lo mandaron para la prisión provincial, donde todavía está”

Más violencia el 8 de diciembre del 2015

Al salir del hospital, Yoannis recibió los certificados médicos y las
placas que acreditan los golpes y lesiones recibidos. Con dichas pruebas
pensaba hacer una denuncia al día siguiente a pesar de que todavía no le
han dado curso a sendas denuncias que su esposa y él hicieron hace más
de seis meses cuando fueron lesionados en plena vía pública por
trabajadores del Poder Popular Municipal, alentados por la policía
política. Pero el 8 de diciembre le trajo otra sorpresa.

“Alrededor de las 4.30 am, un operativo dirigido por altos oficiales del
MININT (Ministerio del Interior), entre los cuales estaba el delegado de
esa institución en Guantánamo, fue ejecutado por miembros de la brigada
antimotines. Los esbirros llegaron y rompieron la puerta de mi casa y
penetraron en ella sin orden de registro y sin la presencia de testigos.
La violencia fue tal que desprendieron uno de los cables del tendido
eléctrico y éste cayó sobre uno de mis niños, que sólo atinaba a llorar
abrazado a mi esposa. Por suerte el cable era el neutro, de lo contrario
lo hubiera matado”.

“Con la misma brutalidad penetraron en las viviendas de mis hermanos
Yordanis Beltrán Gamboa y Johnny Camacho Gamboa y en la de mi madre
Juana Gamboa Leyva sin mostrar ninguna orden de registro. Ninguno de
ellos es opositor. También registraron la vivienda de mi hermana Yasnay
Beltrán Gamboa. Ella les pidió la orden de registro y un guardia le dijo
‘Ahora mismo voy a hacerla’. Salió, habló con un oficial y regresó con
ella”.

Los hermanos de Yoannis estuvieron detenidos pocas horas y a él lo
pusieron en libertad el 11 de diciembre a las 3 p.m. Antes, la tenienta
Mariana y el capitán Eyder, 2do jefe de procesamiento penal del G-2 en
la provincia le dijeron que estaba acusado por la presunta comisión de
los delitos de Propaganda Enemiga, Atentado y Desorden Público.

“Me ocuparon mi laptop, una cámara fotográfica, dos memorias flash, dos
memorias mp3, un teléfono celular propiedad de otra persona, otros dos
celulares, uno sin batería y el otro propiedad de mi suegro, dos
bocinas, libros escolares de mi hijo, literatura política, una bandera
cubana, una grabadora Sony y otros bienes que no recuerdo. A mi mamá y a
mis hermanos les ocuparon bienes personales, entre ellos alrededor de
cien revistas Atalaya, pues mi mamá es Testigo de Jehová. En ningún caso
dieron copia del acta de ocupación”.

El artículo 56 de la Constitución de la República establece la
inviolabilidad del domicilio salvo en los casos previstos en la Ley de
Procedimiento Penal, la cual afirma en su artículo 218 que para efectuar
un registro debe existir una orden y si el morador no da su
consentimiento ésta debe ser emitida por un fiscal.

Source: Oposición guantanamera, en situación de emergencia (I) | Cubanet

www.cubanet.org/actualidad-destacados/oposicion-guantanamera-en-situacion-de-emergencia-i/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *